06 06UTC septiembre 06UTC 2015

La veleta es un lugar mágico. Desde el primer momento David y Sabina te hacen sentir cómo en casa. Las yurtas son muy bonitas, están super cuidadas y. Sobre todo son super especiales. Ver el cielo estrellado desde la cama es un autentico lujazo. Se duerme y se descansa de maravilla y el desayuno está increible! las zonas comunes están limpisimas y además puestas con muchísimo gusto. Sólo estuvimos 3 noches pero te dan ganas de quedarte a vivir!! Enhorabuena David y Sabina por este super proyecto! Volveremos Seguro!!